top of page
  • Foto del escritorInma Estévez Begines

Diferencia entre obra mayor y obra menor

Empecemos por el principio de todo... ¿Qué es una obra mayor y que es una obra menor?


Pero antes de eso dirás, y ¿para qué quiero saberlo?


Mano anotando en plano y fotografías de vivienda
Proyecto obra nueva Inmaculada Estévez

Los trámites para ambos son diferentes, la documentación a entregar, si necesitas contar con un técnico o no, las tasas que pagar e incluso si tienes que esperar que te den el OK desde el ayuntamiento o si puedes empezar una vez entregues la documentación. Así que antes de nada, averigüemos si quieres hacer una obra mayor o menor.


Cuando es obra nueva, la cosa parece estar más clara, es obra mayor en la mayoría de los casos, salvo que lo construido a penas tenga entidad constructiva, es decir, que sea un porche o un almacén. En el resto de los casos, siempre que sea obra nueva, se considera obra mayor.


En cuanto a la reforma o rehabilitación, se considera obra mayor, siempre que se toque un elemento estructural: pilares, muros de carga, vigas o cimentación.


Pero, la realidad es diferente. Cada comunidad autónoma decide que es y que no es obra mayor, aunque no queda nada claro, y finalmente, son los ayuntamientos los que deciden si es obra mayor o menor.


Pero entonces... ¿Como sé si lo que quiero hacer es obra menor? Te diré como lo averiguo yo, en cada municipio.


1. Visitando la sede electrónica para trámites. (Nivel medio)

En la sede electrónica, normalmente encontrarás un apartado de urbanismo, y ahí los diferentes trámites a realizar. Entrando en la información o en el impreso de obra menor, te dirán normalmente que SÍ es obra menor, y el resto, se considerará obra mayor.



2. Consultado el PGOU. (Nivel experto)

Si en la sede electrónica, que es lo más rápido, no consigues saberlo, puedes probar a buscar en el PGOU (Plan General de Ordenación Urbana). Te recomiendo, si está en PDF, que busques en el buscador "obra menor" en la memoria del PGOU o en las Ordenanzas urbanas, porque en general son muy densas y difíciles de comprender.



3. Llamado al ayuntamiento (Si eres una persona afortunada)

Si con los métodos anteriores no ha habido suerte, tendrás que llamar al ayuntamiento, normalmente centralita te podrá derivar a "urbanismo","obras", "oficina técnica" o algo similar y allí podrás preguntar y rápidamente te aclararán de que se trata tu obra y qué trámites realizar. Lo difícil es que te cojan el teléfono, en la mayoría de los casos, aunque hay localidades que funcionan muy muy bien, normalmente mientras más pequeñas mejor.



4. Preguntar a un arquitecto (Pedir ayuda)

Si ya lo has intentado por tu cuenta, pero no has sacado nada en claro, lo mejor es que pidas ayuda a quienes estamos acostumbrados a pelearnos con este tipo de cosas. Llama a un estudio de arquitectura de tu localidad, o de confianza, o escríbeme,y te ayudaré encantada a saber de qué se trata tu obra y qué pasos seguir.



Ya lo he averiguado, ¿Ahora que hago? Te lo cuento en el siguiente post.

20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page